Solicita hora de visita

Rellena el siguiente formulario y contactamos contigo.

Fecundación in vitro

La fecundación in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida por la cual la fecundación de los ovocitos por los espermatozoides se realiza fuera del cuerpo de la madre. La fecundación in vitro es el principal tratamiento para la infertilidad cuando otras técnicas de reproducción asistida no han tenido éxito.

¿En qué fases se realiza la fecundación in vitro?

1. Estimulación de la ovulación: En esta primera fase se estimula el ovario con hormonas, denominadas, gonadotropinas, para inducir la formación de un mayor numero de folículos, dentro de cada folículo encontraremos un ovocito. El tratamiento dura entre 7 y 10 días aproximadamente y la medicación se la puede administrar la propia paciente por vía subcutánea.

2. Punción folicular: Una vez alcanzada la maduración ovocitaria, y justo antes de que se produzca la ovulación, se procede a la aspiración del líquido folicular para obtener así los ovocitos. Es una intervención que se realiza en área quirúrgica, por vía vaginal guiada por ecografía, y bajo sedación, tiene una duración de unos 20 minutos y es de ámbito ambulatorio.

3. Inseminación: Una vez en el laboratorio, los ovocitos se clasifican según su grado de madurez en espera de ser inseminados al cabo de 4 a 6 horas. Según las características clínicas de cada pareja se pueden utilizar 2 técnicas de inseminación distintas:

  • Inseminación convencional: consiste en depositar en una placa de cultivo debidamente identificada los espermatozoides con los óvulos maduros, manteniéndola a 37ºC de temperatura y condiciones de humedad y gasificación apropiadas.
  • Microinyección espermática (ICSI): esta técnica consiste en inyectar de forma mecánica un único espermatozoide en el interior del ovocito. Está indicado en casos de factor masculino que no pueden ser resueltos con FIV convencional, en casos de esterilidad sin diagnostico o fallos anteriores de fecundación. A pesar de haber introducido un espermatozoide de forma mecánica dentro del ovocito no se garantiza una fecundación de todos los ovocitos que se han microinyectado.

4. Desarrollo embrionario: Trascurridas 18-20h, los ovocitos correctamente fecundados presentan dos pronúcleos en su interior (uno masculino y otro femenino) y dos corpúsculos polares en el espacio perivitelino. Estos preembriones se transfieren a un nuevo medio de cultivo que permitirá su desarrollo hasta el estadio de embrión. La primera valoración embrionaria se realizará a los dos días de la punción, observando principalmente los siguientes parámetros: El número de células; el tamaño y morfología celular; el porcentaje de fragmentación y la nucleación celular. El período de cultivo in vitro hasta el día de la transferencia puede variar de 2 a 6 días, según la indicación dada por el equipo médico–biólogo.

5. Transferencia embrionaria: La transferencia embrionaria consiste en depositar los embriones seleccionados en el útero de la paciente, por vía vaginal y con seguimiento ecográfico. El proceso dura pocos minutos y no requiere sedación. El embriólogo valorará todos los embriones de la paciente, seleccionando para transferir aquellos que, por su morfología, tengan mejor pronóstico. El número de embriones a transferir puede variar según cada caso, teniendo siempre como fin dar las máximas posibilidades de embarazo a la vez que minimizar el riesgo de embarazo múltiple.

6. Criopreservación embrionaria: La criopreservación de embriones mediante la técnica de la vitrificación permite conservar embriones para su utilización posterior. No todos los embriones sobrantes pueden ser congelados, sólo lo serán aquellos que presenten una correcta evolución. Los embriones criopreservados podrán ser utilizados posteriormente, tanto si se ha conseguido o no un embarazo previo.

7. Test de embarazo:Dos semanas después a la transferencia embrionaria, se puede cuantificar la hormona de embarazo (β hCG) en sangre para confirmar si se ha logrado o no la gestación. Si el resultado es positivo, deberá realizarse una ecografía vaginal una semana mas tarde con el fin de visualizar el saco gestacional.

Esta técnica también puede realizarse en parejas serodiscordantes para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y para el virus de la hepatitis B y C. En caso de ser el hombre el portador del virus se realizará un lavado de semen previa utilización de la muestra.

¿Qué dice la ley sobre la FIV?

La Ley 14/2006 del 26 de mayo sobre técnicas de reproducción humana asistida fija el número máximo de embriones a transferir en 3. Por tanto, sólo podremos transferir un máximo de 3 embriones por transferencia. En el supuesto de disponer de embriones sobrantes, procederíamos, previo consentimiento de la pareja, a su congelación.

Última modificación el j F, Y. Autor: