Primera visita al ginecólogo

{lang: 'es'}

primera visita ginecológica somdexLos ginecólogos, vivimos junto a la mujer, desde su adolescencia, momentos de cambios físicos y emocionales, muy importantes. Contar con el apoyo de un profesional de confianza es fundamental, puesto que el ginecólogo, además de tratar las posibles patologías ginecológicas y establecer mecanismos de prevención para que estas patologías no aparezcan, orienta a la mujer y le asesora para fomentar hábitos saludables.

Una de las dudas más frecuentes de las madres que acuden a nosotros es: ¿cuándo debe acudir mi hija a su primera revisión ginecológica?

Se recomienda iniciar las visitas periódicas al ginecólogo:

1.- A partir del inicio de las relaciones sexuales o
2.- Cuando existe algún problema en la menstruación.
3.- En la etapa de la adolescencia, puesto que establecer el primer contacto con el ginecólogo para que le dé información sobre los diferentes métodos anticonceptivos y las enfermedades de transmisión sexual, puede ser muy útil para aclarar dudas. Es un buen momento para establecer la base de una buena salud sexual y reproductiva y, en ocasiones, da la oportunidad de establecer un vínculo con el ginecólogo, que permitirá tener una persona de referencia a la que acudir en caso de problemas o dudas.

¿Se hacen pruebas en la primera visita al ginecólogo?

Sí, en la primera visita se realizarán las pruebas que el ginecólogo considere necesarias, dependiendo del motivo de la visita.

¿Qué pruebas se realizan?

Cuando la visita está motivada por problemas en la menstruación, entendiendo por problemas, reglas abundantes, duraderas o muy dolorosas, el ginecólogo realizará una exploración y valorará la necesidad de realizar una ecografía y/o analíticas. El hecho de que la regla no sea regular al principio es normal, ya que en los primeros ciclos el proceso de maduración aún no ha terminado.

Si la visita se debe a que se han iniciado las relaciones sexuales, se realiza una citología, y se da consejo anticonceptivo y de prevención de enfermedades de transmisión sexual.

¿Qué pasa si la adolescente está muy nerviosa?  ¿Algunos consejos para los padres?

Si tu hija no quiere que estés presente, tiene todo el derecho a su intimidad, puesto que las consultas son confidenciales. Si le aconsejas para que acuda a un profesional de tu confianza, sabrás que está en buenas manos, que le ayudarán y le asesosarán.

Ante la incertidumbre de la primera visita, puede ser normal que la adolescente se encuentre nerviosa. Para su tranquilidad deben saber que la exploración ginecológica, aunque es molesta, no duele.

Si como padres tenéis dudas de cuándo pedir cita para vuestra hija, hablar con el ginecólogo os ayudará.

Tener una relación cercana entre madre (abuela/hermana/padre) e hija y poder hablar con ella de forma fluida y natural, sobre las visitas con el ginecólogo, la menstruación, las relaciones sexuales o las enfermedades de transmisión sexual, facilitará mucho las cosas.

En Somdex os invitamos a que si tenéis alguna duda, nos consultéis, estaremos encantados de ayudaros.

Fuente de la imagen: Ángelo González (http://www.flickr.com/photos/21251150@N04/4619083222)
Pin It

Comments are closed.