Infección de orina durante el embarazo

{lang: 'es'}

¿Qué es una infección de orina?

Es una infección que afecta a cualquiera de las partes de las vías urinarias (riñones, uréteres, vejiga urinaria y uretra), causadas generalmente por bacterias que entran a la uretra y pueden llegar hasta la vejiga urinaria o los riñones.

La mujer es más propensa a padecer infecciones de orina que el hombre, esto es debido a que la uretra femenina es más corta que la del hombre y está próxima a la vagina y al ano. Durante el embarazo, las probabilidades de sufrir una infección de orina, aumentan.

¿Por qué el embarazo aumenta las posibilidades de infección de orina?

Durante el embarazo aumentan los niveles de progesterona. Esto hace que los músculos de la vejiga, los uréteres y la uretra se relajen, la orina tarda más en hacer el recorrido y es más fácil que las bacterias se multipliquen. Por otro lado, conforme el bebé va creciendo en el interior de la madre, la vejiga va siendo presionada, dificultando el vaciado completo de la misma. Por esto es recomendable realizar análisis de orina durante el embarazo de forma periódica.

infeccion de orina embarazo santiago dexeus

Si no se trata la infección de orina correctamente, se corre el riesgo de desarrollar una infección en los riñones (pielonefritis). Agravándose la situación, puesto que este tipo de infección puede provocar un parto prematuro y otras complicaciones.

Las embarazadas con diabetes gestacional, pueden ser más propensas a tener infecciones de orina ya que cuando hay azúcar en la sangre, estas infecciones son más comunes.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas pueden variar de una a otra mujer, pero algunos de los más habituales son:

  • Necesidad de orinar con frecuencia, aunque acabemos de ir al servicio.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Orina turbia y maloliente.
  • Sangre en la orina.
  • Molestia o dolor en la parte baja del vientre.
  • Si la infección llega a los riñones, se puede tener dolor en la parte baja de la espalda, fiebre, escalofríos y náuseas.

Durante el embarazo, debido a la presión que el bebé ejerce sobre la vejiga, existe la necesidad de orinar más a menudo, si sospechas que puedes tener una infección, coge cita con tu ginecólogo para que te realice un análisis de orina, obtener un diagnóstico fiable y establecer el tratamiento adecuado lo antes posible.

¿Qué hacer para evitar la infección de orina?

Algunas recomendaciones para que disminuya la probabilidad de tener infección de orina son:

  •  Siempre que puedas, orina en el momento en el que tengas ganas, no aguantes.
  • Vacía la vejiga completamente.
  • Utiliza ropa interior de algodón y evita llevar pantalones muy ajustados.
  • Bebe abundante agua (aproximadamente 2 litros).
  • Lava la zona genital con jabón suave y agua, evita jabones fuertes que puedan irritar la uretra y los genitales, favoreciendo la aparición de bacterias. Y no te des duchas vaginales durante el embarazo.
  • Orina después de mantener relaciones sexuales. Si estás en tratamiento para eliminar al infección de orina, es recomendable que no practiques sexo.
  • Tras evacuar, al limpiarte, evita llevar hacia delante las bacterias. Que no se acerquen a la uretra.
  • Después de orinar, límpiate sin fricción y hacia atrás.

Desde el equipo de ginecólogos del Dr. Santiago Dexeus te recordamos que no debes automedicarte, si estando en un embarazo tienes algún síntoma acude a tu ginecólogo para que tras un análisis de orina determine si hay infección y qué tratamiento debe aplicarte.

fuente de la imagen: http://www.flickr.com/photos/11043981@N00/3770729987


	
	
	
	
Pin It

						
		

Comments are closed.